Antes de aplicar ECOROADS®, asegúrese de que los materiales estructurales que se planean usar en la construcción de la base de carretera tengan una granulometría que dé como resultado buenos valores de carga y contendrán aproximadamente del 15% al ​​30% de partículas finas (tamaño de malla 200 y de naturaleza cohesiva). Para conseguir unos resultados perfectos, antes de la construcción se han de obtener pruebas de campo para determinar la idoneidad del material y, una vez completadas las pruebas, comprobar si los resultados son los adecuados. Algunas arcillas y "finos" son de naturaleza limosa y no son adecuadas para la construcción de carreteras. Además, los excesos de estos materiales en el contenido pueden causar problemas, y como resultado, dan una alta plasticidad y / o un bajo valor de carga. En este caso, será necesario aportar material para modificar los parámetros de plasticidad, etc.
ECOROADS® se puede utilizar con eficacia en una amplia gama de áreas geológicas y mezclas granulometría de suelo. Para lograr una estabilización efectiva, se ha encontrado que los materiales que contienen aproximadamente un 20% de finos cohesivos (no granulares) obtienen un resultado satisfactorio. Sin embargo, se han logrado excelentes resultados y fuera de este rango. Además, el suelo debe contener una correcta granulometría para proporcionar resistencia al corte y fricción interna, lo que aumenta los valores de carga.
ECOROADS® ha demostrado ser útil en una amplia gama de tipos de suelos. Este rango continúa expandiéndose a medida que se usa ECOROADS® en ubicaciones más diversas en todo el mundo.

PASO 1

Rasgue la superficie usando una niveladora, trituradora o un mezclador de tierra a una profundidad mínima de 7-8 pulgadas y luego hile el material suelto. Si el camino requiere una mayor profundidad, levante más terreno. Verifique granulometría general del material para asegurarse de que esté dentro de las características de diseño.

PASO 2

Diluir ECOROADS® con agua en un tanque de agua. Por cada 25m3 del suelo agregue un litro de ECOROADS® a la cantidad de agua que se debe calcular para obtener la humedad óptima. Rocíe tanto la superficie de camino como la hilera para obtener una humedad óptima.

PASO 3

Mezcle el material tratado con ECOROADS® con la pala de la niveladora o un mezclador de suelo, trabajando la mezcla de suelo hacia adelante y hacia atrás para mezclar el ECOROADS® aplicado desde el tanque de agua. Si el material está demasiado húmedo, utilice una cuchilla más larga para secarlo. Si está demasiado seco, agregue agua sin ECOROADS® para que el material alcance la humedad óptima. Después de mezclar bien extienda el material para llegar a la mezcla uniforme. Dependiendo de las condiciones climáticas, la mezcla de tierra tratada se puede dejar en hilera durante la noche para permitir la absorción completa de la humedad. Esto dará como resultado una mejor compactación y con menos esfuerzo. Dejar la mezcla de suelo tratado con la superficie nivelada y combada. Si la mezcla de suelo se seca demasiado rápido, rocíe la superficie nuevamente con ECOROADS® diluido.

PASO 4

Preferiblemente usar compactadores pesados (12-18 toneladas) con rodillo neumático o compactador de placa vibratoria. Se pueden usar rodillos vibratorios para la primera y la segunda pasada, sin embargo, se debe realizar una compactación adicional sin acción del vibrador para evitar el agrietamiento y obtener la densidad máxima.


Después de 72 horas de curado con un clima seco normal, la carretera está lista para su uso o para la aplicación de cualquier cobertura deseada, como asfalto u otro revestimiento de superficie. Para lograr una mejor unión con los materiales de cobertura, es necesario humedecer la superficie mediante la pulverización de ECOROADS® diluido con una tasa de dilución de uno a diez mil (1: 10.000).